Wednesday, December 10, 2014

Crema de calabaza con garbanzos tostados

¡Otra recetilla rica para hoy! Resulta que me encantan los garbanzos, pero a Enrique no tanto. Un día me senté a hablar seriamente con él del tema (como si nuestro matrimonio dependiera de ello jeje), y lo que en realidad no le gusta es el puchero, cocido o similar. ¡No tiene ningún problema con los garbanzos en si! Así que hemos tenido que llegar a una solución a medio camino y buscar comidas que lleven garbanzos y a la vez sean de cuchara, sin ser cocido... Los garbanzos tostados son una tremenda opción, súper fáciles de hacer y se pueden añadir a muchas cosas. ¡Os cuento lo que hicimos anoche! Os pongo la foto para que os motivéis:


Ingredientes (4 personas):

  • 1 calabaza chica (1 kg aprox.). Da igual el tipo, butternut, acorn, la que tengáis. 
  • 1 cebolla
  • 1 patata
  • 2 zanahorias
  • 2 tazas de caldo de verduras. Yo no tenía y estaba lloviendo mucho y puse una lata campbell de crema de apio que tenía en la despensa
  • 1 lata de garbanzos
  • Sal, pimienta 
  • Un poquitín de pimiento cayenne molido (1/8 de teaspoon) para un toque picantillo.
  • Jengibre molido al gusto

Preparación:


Precalentamos el horno a 200º grados (400º Fahrenheit). Preparamos los garbanzos: los escurrimos y enjuagamos y los ponemos en un cuenco con aceite de oliva, abundante sal, pimienta y el pimiento cayenne, y nos aseguramos que todos están bien untados con la mezcla. 



Partimos la calabaza por la mitad  y la ponemos boca abajo en una bandeja con papel de aluminio. Metemos la calabaza y los garbanzos en el horno durante 40 minutos. Si la calabaza es mas grandecilla, quizás necesite mas tiempo. Vosotros la pincháis y os aseguráis de que está hecha y blandita.


Mientras se hace la calabaza y los garbanzos, sofreímos la cebolla, la zanahoria y la patata. Cuando se empiece a poner doradita, añadimos el caldo o la crema de verduras, y cocemos hasta que esté hecho. Añadimos el jengibre al gusto. Yo también añadí perejil seco.


¡Sacamos la batidora! La calabaza ya debe estar hecha, así que la vaciamos usando una cuchara de helado (o una normal) y la vamos echando en la batidora. Añadimos además el resto de verduras cocidas y batimos hasta que esté bien suave. Es el momento de corregir de sal, pimienta, y jengibre al gusto si creéis que le falta. Si le sobra, ya es tarde jeje. Si habéis usado caldo de verduras y queréis que quede mas cremoso, podéis añadir un poco de nata (light cream). 


Batimos, servimos echando los garbanzos por encima, y buen provecho! Lo mas complicado de esta receta es partir la calabaza! Odio partir la calabaza!!!!!!!!!!! Por supuesto, la podéis comprar ya en daditos congelada y os ahorrais el trabajo de partirla.

Para que no se queden fríos los garbanzos podéis dejarlos en el horno (apagado) que todavía le aguantará el calor un rato.



¡Buen provecho!

Conchi


1 comment:

  1. Hola Conchi, ¡quiero un horno nuevo ya! (Llevamos con el horno un par de años roto, y mi madre no lo cambia, sniff, sniff) Bueno, me encanta esta receta, porque a mí me pasa como a Enrique, no me gusta el puchero, pero sí los garbanzos y esta receta es genial. Besitos.

    ReplyDelete