Friday, December 19, 2014

Providence, Rhode Island

Providence tiene algo que me encanta. Es ese aire de ciudad que ha estado al borde de la ruina en varias ocasiones, pero que sigue sacando la cabeza a flote. Ese aire de supervivencia y de aún estamos aquí. De fuerza y lucha, aunque nadie se acuerde de ti. Providence, siempre ha sido una ciudad industrial, es lo primero que uno adivina: el puerto, los edificios de ladrillo viejo, las chimeneas apagadas. 


Sin embargo, esa etapa quedó atrás y ahora mismo la ciudad se está reinventado a si misma como capital de la creatividad, de Nueva Inglaterra y de Estados Unidos. Y no me sorprende. Con la Brown University y la Rhode Island School of Design hay muchísimo talento por sus calles. El precio bajo de la vivienda ha hecho también que muchos jóvenes artistas se muden, o se empiecen a mudar a la zona. Si os parece, empezamos nuestro paseo :)


Esta es la Brown University- Muy parecida a Yale o a Princeton en estilo. Mucho mas tranquila que Harvard, al menos no tan petada de turistas! Enrique y yo tenemos "discusiones" sobre donde irá Elvira a la universidad y qué estudiará (mas nos vale hablar menos y empezar a ahorrar, jeje). Él siempre defiende las carreras mas técnicas y económicas, y yo las más artísticas y liberales. Al final hará lo que le de la gana y la apoyaremos en lo que decida, pero bueno, en algo tenemos que entretenernos mientras empujamos el carrillo por el patio del campus!


Estuvimos en Noviembre, y nos hizo un día estupendo, y pudimos disfrutar de los últimos colores del otoño.


Este edificio y la estatua de abajo son parte de la Rhode Island School of Design (RISD). Como os iba deciendo antes, esta facultad es de las mejores de artes del país, y está a la cabeza de la lista con Yale. 



Ambas universidades de encuentran en el barrio histórico de "College Hill". Y es un placer caminar por sus calles en cuesta y empedradas. Mirad que tesoro de puerta y llamador de zorro me encontré:


Antes de dejar el barrio universitario os recomiendo pasear por la calle Thayer. Se respira vida universitaria (¡qué nostalgia!). Estudiantes, cafeterias, sitios baratos (y camiones) para comer. La librería de la universidad. ¡Merece la pena!

Una vez de vuelta en el downtown, teneis que pasar por el centro comercial "The Arcade". ¿Sabíais que fue el primero de todo Estados Unidos? Ahora se ve bien pequeño, pero muy bonito, y tiene unas tiendas vintage muy chulas. Habia una llena de cámaras de fotos antiguas... ufff me las quería comprar todas! Carmen & Ginger se llamaba.



Muy cerca estaba en teatro, os recomiendo que paréis en Craftland, una tienda donde todo es hecho a mano por artistas locales. Está en el camino. Hay regalos y souvenirs muy especiales. Aqui unas vistas del downtown:


Nuestra visita coincidió con uno de los eventos del Waterfire. Durante este festival, preparan hogueras en el centro del río y cuando oscurece pasan barquillas encendiéndolas con antorchas. La vista es preciosa. Lo acompañan con música de tambores, y da un poco de miedo (el bebé se puso a llorar!). 



Tambien adornan el parquecito con estrellas y velas.


Y hay puestecillos donde comprarte un dulce y beberte una sidra calentica!! 


Aquí me despido por hoy.
Cheers!!!

Conchi

No comments:

Post a Comment