Wednesday, January 7, 2015

Tips para tejer tu primera bufanda.

Hola guapos, ¿como lleváis el frío? Aquí hace -19ºC así que lo llevamos muy mal! Por eso me ha apetecido hablar de lanas, bufandas y punto. Para ver si entramos en calor con un té calentito a la vez nos ponemos a la moda. Mi abuela me enseñó a hacer punto de chica, pero lo había olvidado. Un día decidí retomar el tema y me puse manos a la obra. Para mi era muy importante ser capaz de acabar esa primera bufanda. No quería que se convirtiera en la eterna bufanda que empiezas un día y nunca terminas. Tenía que ser un proyecto de "instant gratification"

Hoy he recopilado unos cuantos truquillos de principiante que aprendí y que seguro os ayudan a completar esa primera bufanda. Y os dan moral para hacer muchas más. Además, al final de post, hay un link a una bufanda que he hecho hace poco y cumple todos los requisitos. ¡Candidata perfecta para ser vuestra primera! ¿Estáis preparados?

1. GO BIG: Escogeremos una lana gordita, y una agujas grandes, y verás como te cunde. En un rato tienes media bufanda y no te has dado ni cuenta!
Image: Creativ Festival

2. Para el primer proyecto, elegiremos un punto sencillo, que no requiera mucho más que tejer del derecho y del revés. Como mucho. No te compliques. Además hay millones de combinaciones. Si elegimos un patrón muy complicado corremos dos riesgos:

o El primero, equivocarnos dos veces seguidas, cansarnos y dejar el proyecto.
o El segundo, que requiera tanta concentración que no lo disfrutemos.

3. Elige una lana de colores, tipo arco iris. Las hay que cada metro o así cambian de tonalidad. Esto hace que aunque el punto que hayamos escogido sea muy sencillo, la bufanda sea divertida y parezca mas bonita. Parecerá que lleva un punto más complicado que el que de verdad lleva. Si con el tiempo os convertís en expertas y queréis hacer una bufanda más complicada, os recomiendo entonces que optéis por un color liso, o no se apreciara todo el trabajo que lleva.


Image: Spinning Wheel Studio



4. Contad los punto cada par de vueltas. No queremos que cuando llevemos media bufanda nos demos cuenta de que nos sobran o nos faltan.

5. Contadlos de dos en dos. Esto parece una tontería. Pero yo los contaba de uno en uno, hasta que mi abuela me llamó la atención.

6. Los puntos sueltecitos, no los apreteis demasiado. O será imposible trabajar la labor.

7. Daros espacio. No tejáis en la puntita de la aguja, con lo largas que son!!





Os veo haciendo bufandas como churros!!! Para vosotras, vuestras amigas, hermanas, mascotas, todo el mundo con bufandas hechas a mano yeeehhhh!!!!!

¡Aquí el link a mi bufanda recién estrenada!


Quedaros en casa, en el brasero
Un beso,

Conchi

2 comments:

  1. Madre mia! -19º cuando estuve viviendo el estados unidos estuve en San Francisco y no hacia tanto frio. Tu post es muy interesante, a mi me encanta tejer y es de mis hobbies favoritas. Un besito guapa y que pases buen fin de semana

    ReplyDelete
  2. Gracias Janeth, hoy estamos a -12 así que hace calor :P !!! Tu eres toda una experta de las agujas. Te mando un abrazo!

    ReplyDelete