Friday, February 20, 2015

50 cosas que echo de menos de Granada


El sol, el jamón, las croquetas de la Madraza, las calles estrechas de adoquines. Los viejos tomando el sol en las Columnas. El Coviran y ya puestos el Dani. El cielo azul, los naranjos. Las terrazas, el fresquito por las mañanas en verano. El 8, la Avenida Dilar. El Zaidin. Los bares de tapas, la cerveza Alhambra. Reconocer a la gente del barrio. Aunque ellos ya no te reconozcan a ti. El acento y vocabulario granaino. Ver un golpe de treinta motos paradas en un semáforo esperando a que se ponga verde. Ir de paquete en una. Las fiestas de los pueblos. La luz. La marcha verde los sábados. Los balcones con macetas. Vacaciones en Almuñecar. Recordar viejos tiempos. La cuesta de la facultad. Los pubs de la vega. Los chirimoyos y el ron pálido de Motril. Caminar a todas partes. No mirar el reloj. Los días largos. La Sierra, (siempre ahí, aunque no levante la cabeza para mirarla. Se que está). Ver a mi padre pasar con la moto del trabajo donde menos me lo espero (y exclamar "cuchi, papá!"). Los Shawarma. El te moruno y los hippies. Con perro. El pan de Alfacar. La Alhambra. La Calle Elvira y El Paseo de los Tristes. Mi casa, el brasero, mi tortuga, mi cuarto-museo. Mi familia. Mi sobrina Manuela a la que aun no conozco. 

No comments:

Post a Comment