Thursday, September 10, 2015

Tips para viajar en avión con niños pequeños.

He querido recopilar unas cuantas recomendaciones que a nosotros nos han sido útiles para preparar el primer viaje en avión con nuestra niña. Leímos bastante en internet y preguntamos a amigos viajeros que ya habían tenido alguna experiencia aérea con sus hijos :) Información muy valiosa y de primera mano! Y tengo que decir, que todo fue como la seda.

Es cierto que Elvira tiene ya bastantes kilómetros a las espaldas. Pero no es lo mismo ir en coche, que paras cuando quieres y es una extensión de tu casa, que en avión, que compartes el espacio con mucha mas gente y la movilidad es bastante reducida.

He dividido los consejos en varios apartados para hacer más ameno el post- y quiero aclarar que nuestra niña tenía un año en el viaje :) 


LA RESERVA...

En cuanto hagáis la reserva, llamad a la compañía aérea para que os guarden asiento con cunita, los americanos lo llaman "bassinet" en inglés. Normalmente está situada en la primera fila, después de la clase business y se despliega desde la pared. No todos los modelos de avión tienen esta característica, pero los aviones destinados a vuelos transoceánicos suelen contar con ella. 


Los niños menores de 2 años no pagan billete de avión si van en el regazo del adulto (solo pagan algo de tasas, pero poca cosa). El servicio de la cunita es gratuito siempre y cuando esté disponible.

EL EQUIPAJE...

La maleta de mano la destinamos al bebé por completo. Esto es lo que llevábamos:

1. ASEO

- Pañales: el doble de lo que normalmente gaste el niño en un día. Se les puede soltar la barriguita con los cambios de presión, o puede haber un retraso, o incluso podemos perder la conexión. Más vale prevenir que curar.

- Un paquete de toallitas húmedas.

- Dos mudas de ropa para el bebé. Una para la mamá y el papá. En el espacio reducido que es un avión, es fácil mancharse dando de comer al bebé, o si hay algún imprevisto. Puede vomitar, por ejemplo. 

- Una mantita, calcetines, una sudadera. Algo de abrigo en general. Las temperaturas del avión son bajas. 

- Bolsas herméticas. Tienen mil usos, uno de ellos puede ser meter un pañal sucio en caso de necesidad, para que no se desmayen el resto de pasajeros, jeje.

2. COMIDA

- Tantos potitos cómo necesiteis para el viaje. Y alguna cosa de más, como yogures que no necesitan frío. No hay restricción a la hora de pasar comida para el bebé por el control, aunque sea liquida y vaya en tarros de cristal. La cantidad debe ser razonable a la duración del viaje, esa es la condición.

- Leche en polvo. Un dispensador de fórmula es bastante manejero, como este. El agua podeis llevarla medida en los biberones, de manera que solo teneis que volcar la leche en polvo y mover. Puedes pasar el agua en los biberones por el control sin problema.

- Cucharitas, cuencos de plástico, tetinas de biberon. Clasificarlo en bolsitas herméticas. 

- Baberos.

- Un pequeño bote con lavavajillas. En nuestro caso, teníamos un vuelo largo con escala, y durante la escala lavamos todo el equipamiento en el baño para nuevo uso.

- Una toalla pequeña: para dejar secar los bibes mientras lavas más cosas.

3. ENTRETENIMIENTO

- Una mochilita con los juguetes silenciosos preferidos del bebé- peluchitos, animales de goma. 

- Algún cuento.

- Si tenéis, el iPad os puede salvar la vida. 

4. SUEÑO

- Chupete y peluche manta favorito. Cada niño tendrá lo suyo :)



LOS BÁRTULOS...

En nuestro caso viajábamos a España, a casa, y nos iban a prestar un carrito allí, así que fuimos solamente con el huevo, maxicosi, carseat,  buggy, como le llaméis, desde que soy mamá he descubierto que hay toda una terminología detrás del artefacto. Lo facturamos a pie de puerta de embarque, y nos lo devolvieron en mano a la salida. Si el niño tiene costumbre de echar la siesta ahí puede venir bien para la escala, pero recordad que no se puede subir al avión si no habéis pagado el asiento para el bebé.


También llevábamos la mochilita porta bebés y en los momentos de movernos de terminal, subir y bajar del avión, etc, llevábamos a la niña colgada y seguíamos teniendo las manos libres. 

Otra gente opta por llevar un carrito ligero y que alguien los acerque al aeropuerto y se quede con el huevo. Si vais en taxi, se complica porque no suelen tener sillitas de bebés. Y no podéis ir con el niño en brazos.

Las compañías aéreas os dejaran facturar hasta dos piezas del bebé sin coste adicional.  Comprobad con la vuestra de todas maneras.


EL DÍA DEL VIAJE...

No hace falta decir que llegar pronto al aeropuerto es aconsejable. Y por favor, que el niño tenga su pasaporte en orden. Al viajar solo con el huevo cogimos un carrito típico de aeropuerto para cargar las maletas, y lo acoplamos, y así íbamos con reyes, sobre todo Elvira, que iba saludando a todo el mundo desde su nuevo carruaje. 

Los controles se pasan bien, la niña siempre con uno de los papás. 

Nuestro consejo más útil, dejad corretear al niño antes de subir al avión para que llegue cansado y duerma. Pero si no come, o duerme como lo hace habitualmente, no os preocupéis. Pronto estaréis en vuestro destino :)

A los viajantes con mas experiencia, ¿me dejo algo? A los que aún no habéis probado, ¿os parece útil la información?

Hasta el proximo vuelo!

Conchi


No comments:

Post a Comment