Saturday, February 25, 2017

Mi Kodak Starmatic.



Tengo un juguete nuevo, y mola mucho... Esta Kodak Starmatic en impecables condiciones calló en mis manos el fin de semana pasado en una tienda vintage de Providence, en Rhode Island. Y fue amor a primera vista. No me pude resistir a ese flash, con la bombilla intacta... A esa funda de cuero. Casi me desmayo.

Del año 1959, era el modelo mas sofisticado de la gama Brownie de Kodak. Costaba en sus tiempos 34,50 dólares, que era bastante comparado a otros modelos, pero traía la exposición automática, y era una gran innovación en la época! 

Para el que no lo sepa, ese flash que me trae tan loca utiliza una bombilla cada vez que dispara. Es decir, que se rompe con cada foto que necesita flash. Flipo. La gente llevaba repuestos para poder hacer hacer varias fotos. Va atornillado. 

Utiliza carrete de 127 mm... que ya no fabrican. He localizado unas cuantas tiendas online que tiene una remesa y los venden... así que tengo uno pedido... La cámara me la vendieron como pieza de coleccionista, de estantería, porque el shutter (obturador) se quedaba atascado. Pero después de trastearle en casa, estoy convencida de que funciona. YES! Los carretes traen solo 12 fotos, que acaban siendo de un tamaño cuadrado super extraño. Estoy deseando probarla, aunque me da miedo no saber ponerle el carrete... Si superamos este paso, y la cámara funciona, entonces ya me preocuparé del revelado... porque eso es otra historia!!

Imaginais, que emoción? Esperar las fotos de ese carrete... Lo voy a reservar para un viaje que estamos planeando en verano. Leí la historia de un chico que había reservado esas 12 fotos para su viaje al Everest. Y que cuando salieron la fotos se quedó boquiabierto de lo bien que estaban. Así que me ha inspirado. 

La tienda donde la encontré se llama Carmen and Ginger, no dejéis de visitarla si estáis en la zona porque tiene maravillas. Es como una tienda de chuches...

Si averiguo alguna cosilla más, os la cuento.

No comments:

Post a Comment